Archivo de la etiqueta: Colecho

Entrevista a Rosa Jové

Es normal que los niños no duerman ocho horas seguidas, es normal y deseable, la naturaleza es muy sabia y los protege del SMSL, el sueño es un proceso evolutivo, no hay que enseñar a los niños a dormir, si algo sabe un bebé es dormir, aunque ciertamente no lo hace con la misma continuidad que un adulto, lo único que necesita un bebé para adquirir el sueño de un adulto es: tiempo.

El Dr. Estivill evitó seguir su método con su nieto (y consigo mismo)

Recupero esta información de la red, el artículo es antiguo, pero viene muy bien recordarlo dado que sigue siendo un exito de ventas y que los niños lo siguen sufriendo. Desde Bebes y más Armando nos habla de haz lo que digo pero no lo que hago.. que “casualidad” tener un nieto tan “aplicado”

Estivill

Todos conocemos la conocida frase o consejo “prediquemos con el ejemplo” que quiere decir que la mejor manera de explicar algo es mediante nuestros actos o apoyando nuestras palabras con los hechos.

El Dr. Estivill es autor de varios libros, los más conocidos son Duérmete niño, dedicado a enseñar a los niños a ‘dormir bien’, es decir, evitando que por la noche se despierten (pese a ser algo natural) mediante métodos conductistas muy cuestionados y ¡A comer!, un manual para incorporar buenos hábitos en los niños, algo así como que se coma lo que hay, le guste o no y que no se levante de la mesa.

Hasta aquí ninguna novedad, la corriente generada por Estivill es por todos conocida y al igual que tiene muchos detractores, también tiene muchos defensores. Unos y otros piensan que hacen lo mejor por sus hijos, por tanto tan respetable es formar parte de un grupo como del otro.

Ahora bien, ¿qué sensación queda cuando el maestro y mentor no sigue sus propias recomendaciones?

Sigue leyendo

Lactancia Materna Nocturna y Colecho

Colechar y lactancia materna son sin duda aliados, y la forma más cómoda de pasar las noches con un bebé. Louma desde Amor Maternal ha escrito este artículo que nos adentra en estas opciones maternales.

¿Por qué despiertan los niños de noche?
La sabia naturaleza ha diseñado a la mujer de tal manera que al devenir madre, se despierte por la noche, aunque no del todo, para responder a las necesidades nocturnas de sus bebés. Como comenta Carlos González, los bebés despiertan de noche porque así lo ideó la evolución de nuestra especie. El ser humano primitivo debía dormir en grupo para mantener la temperatura corporal y estar protegido ante posibles depredadores. Otra razón por la cual despiertan los niños de noche, puede ser por sed, o hambre, o simple necesidad de compañía y seguridad. Al ser la leche materna muy digesta, el bebé puede volver a sentir hambre incluso antes de pasados 45 minutos después de una toma.

Casas seguras, camas seguras

El colecho es sin duda la opción más cómoda para la madre, sólo hay que seguir unas pequeñas recomendaciones para asegurarse que dormir con el bebé va a ser seguro. Desde Ser Mamás

Escrito por Irene Garcia

colecho

Hoy, aprovechando que tenía la cama hecha – cosa que no sucede todos los días – y que Tarkus Kids tiene en marcha la VI Edición del Carnaval de Blogs de Educación Consciente y Crianza Respetuosa con el tema “Casas aptas para niños” os comento un poquito sobre colecho seguro.

Dormir o no con el bebé es una cuestión cultural.

Dormir con el bebé es bueno para ambos, principalmente si das el pecho el colecho tiene un beneficio claro sobre la duración de la lactancia, pero si no lo haces, dormir con tu hijo también es una buena opción y no sólo porque se descansa más, sino porque es dulce y tierno despertarse con besos pequeños y sonrisas sin dientes. Dormir con mis hijas ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en la vida, creo, sigo disfrutándolo y es un buen apaño para nuestra familia.

Sigue leyendo

Madre Tierra – Número 1 – Diciembre 2010

Nace Madre Tierra, una publicación online gratuita, sobre embarazo, parto, lactancia, crianza y femineidad. La revista es una recopilación de artículos de la red y no tiene ningún afán lucrativo.

Podéis verla clicando sobre la fotografía de la portada o bien clicando en este enlace.

Espero que la disfruteis!

Declaración sobre el llanto de los bebés

Hombres y mujeres, científicas y profesionales que trabajamos en distintos campos de la vida y del conocimiento, madres y padres preocupados por el mundo en el que nuestros hijos e hijas van a crecer, hemos creído necesario hacer la siguiente declaración:

Es cierto que es frecuente que los bebés de nuestra sociedad Occidental lloren, pero no es cierto que ‘sea normal’. Los bebés lloran siempre por algo que les produce malestar: sueño, miedo, hambre, o el más frecuente, y que suele ser causa de los anteriores, la falta del contacto físico con su madre u otras personas del entorno afectivo.

El llanto es el único mecanismo que los bebés tienen para hacernos llegar su sensación de malestar, sea cual sea la razón del mismo; en sus expectativas, en su continuum filogenético no está previsto que ese llanto no sea atendido, pues no tienen otro medio de avisar sobre el malestar que sienten ni pueden por sí mismos tomar las medidas para solventarlo.

Sigue leyendo

Dormir sin lágrimas

El libro Rosa Jové

Dormir sin lágrimas es un libro necesario en un momento en el que se han multiplicado los métodos para enseñar a los niños a dormir solos, tal y como comenta el pediatra Carlos González: «El sueño de los niños pequeños se ha convertido, en los últimos años, en motivo de preocupación para muchos padres».

Jové utiliza bibliografía científica, pero con un lenguaje directo y accesible para que los padres se familiaricen con el sueño y sepan qué cuestiones son importantes. La psicóloga se muestra en contra de los métodos mágicos para que los niños duerman, y menos aquellos basados en el llanto, que puso de moda el canadiense Richard Ferber y que han copiado muchos otros, aunque con pequeños retoques, como Eduard Estivill. «La repulsa a estas formas de trato infantil no viene predeterminada por las consecuencias que provocan, sino por cuanto atentan a la dignidad del niño como persona. Hemos de seguir creyendo en un mundo en el que el fin no justifica los medios», afirma la autora.

Sigue leyendo