Archivo de la etiqueta: guarderia

¿Deberían compensar de alguna manera a las madres que se quedan en casa cuidando de sus hijos?

 

Una interesante reflexión, yo siempre he pensado que sí, que la sociedad igual que gasta dinero en guarderías para las madres que deciden seguir trabajando, también debería ofrecer la opción de pagar por educar (lo mismo que se supone hacen las guarderias) a la madre que siguiendo su naturaleza mamífera entiende que no puede ni debe separarse de su bebe.

Os dejo este artículo en la que un hombre reflexiona y pone datos sobre la mesa.
Y vosotras qué opinais ?¿?¿

¿Deberían compensar de alguna manera a las madres que se quedan en casa cuidando de sus hijos?

Anuncios

La mejor guardería, tu casa: criar saludablemente a un bebé

Nos hemos acostumbrado a que lo normal es escolarizar a nuestros hijos con apenas cuatro meses, pero no es normal, ni bueno, ni deseable, en todos los programas electorales está incluido añadir más plazas de guarderias públicas, mejor sería que en vez de tantas plazas dieran un paso valiente hacia adelante y dieran a las familias que lo desearan las facilidades necesarias para poder criar a sus hijos hasta almenos los dos años en casa. Eulalia Torras de Beà es una psicóloga valiente, que pone de relieve una realidad que la sociedad no hace más que acallar, la necesidad de los bebes humanos a estar con sus padres. Desde El Blog Alternativo, Can-Men nos ofrece este amplio reportaje sobre el tema.

“Desde hace muchos años estamos en una grave contradicción: por un lado se dedican muchos recursos a investigar el funcionamiento y la evolución del cerebro humano y de sus funciones, y también a investigar el desarrollo de la personalidad y de la salud mental.

Gracias a estas investigaciones hemos aprendido mucho sobre lo que el recién nacido y el niño necesitan para una evolución saludable. Hoy en día conocemos bien EL VALOR INSUSTITUIBLE DE LA RELACIÓN DE APEGO DEL BEBÉ Y SUS PADRES y de las interacciones de calidad que se generan en ella. Sin embargo, a menudo hacemos caso omiso a estos conocimientos y ponemos en riesgo la salud física y mental de nuestros bebés, los ciudadanos del futuro.

Este libro trata fundamentalmente de esta contradicción y sugiere la necesidad de AYUDAS LABORALES Y ECONÓMICAS A LOS PADRES para que puedan realmente conciliar su vida familiar y su vida laboral y criar saludablemente a su bebé

Sigue leyendo

Cuatro joyas del cine francés reflexionan sobre la aventura de educar

Cada vez más nos planteamos el tipo de educación que queremos para nuestros hijos, cada vez más es tema de reflexión para millones de padres conscientes, el cine es un reflejo más de la sociedad y estas son sin duda cuatro buenas películas. Desde Pediatria Basada en Pruebas…. disfrutádlas.

Con la entrada de nuestra semana anterior nos paseamos por películas cuya temática se basaba en la educación desde la perspectiva de profesores de institutos y adolescentes problemáticos. Si hay una profesión que ha sido idealizada por el séptimo arte (aparte de la de médico), esta ha sido la de profesor. Y no es para menos: se trata de las personas que están forjando los conocimientos y transmitiendo valores en las futuras generaciones. Hablo de la figura del profesor que es tutor y es mentor, de la figura respetada (algo lejana a lo que hoy se sufre).

Algunos profesores por antonomasia de la gran pantalla fueron relatados en la entrada previa. Pero no son los únicos. Con un toque british, la historia de Mr Chip, basada en la novela de James Hilton, se ha llevado al cine en dos ocasiones como Adiós, Mr Chips: la primera dirigida en 1939 por Sam Wood y con Robert Donat como actor; y la segunda dirigida en 1969 por Herbert Ross, y con Peter O´Toole en el papel de profesor. También Mr Holland (Richard Dreyfuss) es un ejemplo de dedicación a la enseñanza y cómo enseñar a entender la vida a través de la música en Profesor Holland (Stephen Herek, 1995). Muchos ejemplos y de todas las edades: desde el viejo maestro republicano (Fernando Fernán Gómez) de La lengua de las mariposas (José Luis Cuerda, 1999) a la joven maestra adolescente de Ni uno menos (Zhang Yimou, 1998). Maestro para todos los gustos y de todas las nacionalidades: así, bajo el título de El maestro reconocemos dos películas, una japonesa de 1993 (el legado final de Akira Kurosawa) y otra española de 1957 (Aldo Fabrizi y Eduardo Manzanos).

Lo difícil es criar a un niño en casa

No podía estar más de acuerdo con Armando y me encanta que además sea un hombre quien lo diga. Volver al trabajo después de tener un hijo, es sin duda duro, pero recuperas esa parte de ti que no es madre, aquella que fuiste y que a veces echas de menos. Quedarte en casa es un placer, un gusto para el bebé y para ti, pero también es una ocupación que ocupa las 24 horas del día y de la que nunca desconectas y ello implica un desgaste y un trabajo emocional constante. Que además no es en absoluto valorada por la sociedad. Desde Bebes y más, Armando nos deleita con este artículo que de seguro a muchas no dejará indiferentes.

criando-en-casa.jpg

Cuando se acaba la baja maternal las familias deben elegir qué hacer con el cuidado de un hijo. La madre puede volver al trabajo y dejar al niño con algún familiar (suelen ser los abuelos), en la guardería o bien puede coger una excedencia y ser ella misma (o el padre) la que cuide de su hijo. En cualquier caso y bajo mi experiencia personal me atrevo a afirmar que, de todas estas opciones, lo difícil es criar a un niño en casa.

Hace unos meses hablamos acerca del dónde es mejor que pasen los niños sus primeros años de vida y concluímos, gracias al estudio de la NICHD, que lo ideal es que estén con su familia y si puede ser con su madre o con su padre, mejor.

Sigue leyendo

“A la UTOPÍA se llega cuando l@s niñ@s son felices”: entrevista a la escuela libre Donyets en Valencia

La maternidad, el derecho a maternar, debería ser un espacio protegido en el que madre y bebé pudieran dedicarse a lo que han de dedicarse : crecer, sin que nada pusiera en peligro su integridad. En todas las campañas electorales nos hablan de todas las guarderías que van a hacer, pero ninguna nos promete, ni nos ofrece tiempo, tiempo remunerado para criar a nuestros hijos, no estoy hablando de los cuatro míseros meses que nos regalan ahora, estoy hablando de los tres años que ya está demostrado que necesita un bebé para tener un mínimo de autonomía. Los niños son el futuro. ¿Que futuro queremos? ¿Qué tipo de sociedad queremos para mañana?. Desde El Blog Alternativo.

Can-Men – 02 Jan 2011

“La realidad fragmentada. Y los sentimientos secuestrados. Es así como vivimos muchos de nosotros el día a día cotidiano. Tiempo para comer, otro tiempo para trabajar, después ver la televisión y nos queda algún cacho para el amor o la diversión,.. LA VIDA SE VUELVE “ESPECIALIZADA” Y PARCELADA. También al niño o niña le toca vivir ese esquema, para desgracia suya”

“Si la niña o el niño pudiesen diseñar las relaciones con nosotros, nos pedirían que no los llevásemos tan de acá para allá, nada de habitaciones separadas para dormir, nada de guarderías “tempranas” que nos muestran colores en tablillas de colores, nada de “niñeras reales o virtuales”, que hacen piruetas para que engullas no sé qué, nada de prisas porque hay que ir a dormir o levantarse,… Nos piden, sobre todo, caricias y miradas, amor cercano, NUESTRA PRESENCIA NO MEDIATIZADA, contacto cuerpo a cuerpo…”

“¿Por qué en lugar de tanta publicidad y empeño en que llevemos nuestros hijos/as a las guarderías y escuelas infantiles, no se dedican más esfuerzos sociales respetar LAS VERDADERAS DEMANDAS DE LAS MADRES, de las demandas emocionales de esos hombres y  mujeres que están creciendo? ¿No nos importan sus sentimientos?”
Donyets

Sigue leyendo

El verdadero significado de la enfermedad

A menudo nos conformamos, y lo hacemos porque asumimos como normales cosas que en realidad no lo son.

Artículo tomado de Nace una mamá

DSC_7728.JPG

Este post no va a ser muy fácil de escribir, y supongo que tampoco será fácil de leer. Pero hace días que me ronda la cabeza y hay que ponerlo por escrito. Así que aquí va.

Durante varios años estudié shiatsu y medicina tradicional china, que se basa en el principio de que toda enfermedad tiene un origen emocional. Podemos engañarnos a nosotros mismos y decir que estamos bien, pero nuestro cuerpo no miente y refleja la verdadera naturaleza de lo que sentimos. Por ejemplo, los resfriados se suelen producir en  momentos en que necesitamos apartarnos de alguna situación molesta —seamos o no conscientes de ello. Necesitamos un pequeño respiro y nos enfermamos. Podemos decirles a los demás que no se acerquen o les pegaremos el resfriado, y así logramos la distancia que tanto necesitamos. Por fin nos dejan en paz.

Hay un libro imprescindible que ilustra esto muy bien. Se llama La enfermedad como camino, de Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dalhke. Me gustan los libros incómodos y este es uno de ellos. «Todos los síntomas tienen un sentido profundo para la vida de la persona», leemos en la contraportada: «nos transmiten mensajes del ámbito espiritual, y de su adecuada interpretación dependerá nuestra capacidad de recuperarnos».

Si esto es cierto en el caso de los adultos, ¿es lícito suponer que también lo es en el caso de los niños?

Sigue leyendo