Archivo de la etiqueta: Laura Gutman

El puerperio (Laura Gutman)

Pues no, el puerperio no se limita a cuarenta dias, no, no son cuarenta dias, ya podeis respirar tranquilas, no os está pasando nada raro.  Laura Gutman lo fija en dos años, puede que algunas hayais vivido puerperios incluso más largos.  Este artículo está tomado de la página de Laura Gutman

Vamos a considerar el puerperio como el período transitado entre el nacimiento del bebé y los dos primeros años, aunque emocionalmente haya una progresión evidente entre el caos de los primeros días -en medio de un llanto desesperado- y la capacidad de salir al mundo con un bebé a cuestas.

Sigue leyendo

La lactancia salvaje (Laura Gutman)

Ojalá todas las mujeres encuentren su lado salvaje, ojalá a través de la maternidad se reencuentren con lo que son, ojalá nada se interponga entre sus hijos y ellas. Cuando algo lo impide, cuando una no puede, no debería quedarse en casa, busca un grupo de lactancia cercano, busca una amiga con una lactancia exitosa. No te encierres busca otras manos que te acojan a ti tambien.

Via Laura Gutman

La mayoría de las madres que consultamos por dificultades en la lactancia estamos preocupadas por saber cómo hacer las cosas correctamente, en lugar de buscar el silencio interior, las raíces profundas, los vestigios de femineidad y apoyo efectivo por parte de los individuos o las comunidades que favorezcan el encuentro con su esencia personal.

La lactancia es manifestación pura de nuestros aspectos más terrenales y salvajes que responden a la memoria filogenética de nuestra especie. Para dar de mamar sólo necesitamos pasar casi todo el tiempo desnudas, sin largar a nuestra cría, inmersas en un tiempo fuera del tiempo, sin intelecto ni elaboración de pensamientos, sin necesidad de defenderse de nada ni de nadie, sino solamente sumergidas en un espacio imaginario e invisible para los demás.

Sigue leyendo

Gira de conferencias de Laura Gutman en España 2011

 

“Nuestras Infancias Reflejadas”

Barcelona – Lunes 21 de Febrero

Valencia – Martes 22 de Febrero
Sevilla – Miércoles 23 de Febrero
Bilbao –
Jueves 24 de Febrero

Santa Cruz de Tenerife Viernes 25 de Febrero

Las Palmas de Gran Canaria – Sábado 26 de Febrero


Dirigido a: Maestros, profesores, educadores, mediadores, médicos, psicólogos, asistentes sociales,  comadronas, doulas, enfermeras, dirigentes políticos, pensadores, padres y madres, y toda persona que desee  contribuir a organizar un mundo más amable.

Sigue leyendo

Comprar en lugar de vincularse. Laura Gutman

Desde Sant Feliu Lactancia materna, nos ofrecen este artículo en el que de nuevo reflexionamos sobre la crianza respetuosa y con apego.

Este artículo extraído de la página de Laura Gutman, viene una vez más, a hacernos reflexionar sobre la importancia del tiempo dedicado a nuestros hijos, sobretodo ahora que se acercan días de vaciones y tiempo libre.

No es fácil vincularnos y permanecer muchas horas a solas con los niños pequeños. Por eso solemos convertir los momentos de “estar juntos” en momentos de “consumo” compartido. La “compra” del producto que sea opera como mediador en la relación entre los niños y nosotros. El objeto mediador puede ser la televisión, el ordenador, los jueguitos electrónicos, salir de compras a la juguetería, al pelotero, al centro comercial o a lo sumo ir a ver un espectáculo (que pueden ser maravillosos y necesarios en sí mismos). Pero conviene reflexionar sobre cómo los adultos utilizamos los elementos de consumo social para paliar la dificultad que supone la relación con el niño, es decir la permanencia, la mirada, el juego y la disponibilidad emocional.

Sigue leyendo

Mamás solas (red de mujeres)

Publicado el 4 Noviembre 2010 por Portabebés (cargadores)

Quantcast
Mamás solas

Original de Laura Gutman, articulos

Somos muchísimas las madres en el mundo que criamos solas a nuestros hijos, es decir, sin convivir con nadie más que el niño. La mayoría de nosotras no deseó en principio esta situación, y la hemos asumido frecuentemente sin saber muy bien cómo nos arreglaríamos. Puede haber acontecido que hayamos quedado embarazadas de una relación ocasional y sin embargo hayamos sentido que por algún motivo misterioso, ese ser había sido engendrado y estábamos en condiciones de albergarlo, nutrirlo y llevar adelante el embarazo y el parto. Otras veces puede haber sucedido que el embarazo haya sido planeado dentro de la pareja pero el proyecto de seguir juntos no pudo perdurar, y por lo tanto hemos asumido continuar con el embarazo a pesar de la pérdida del hombre amado, el dolor o el desamparo. En muchas otras ocasiones, quizás las más frecuentes, se produce una separación o un divorcio con hijos ya nacidos. Puede suceder que el padre abandone definitivamente a la cría, por los motivos que sean, y las madres asumamos no sólo la crianza sino también la supervivencia de los hijos en términos económicos. La mayoría de las mujeres, aún en situaciones de riesgo, de falta de dinero, de inmadurez emocional o de soledad, permanecemos con nuestros hijos.

Para que abandonemos a los niños, la desesperación, el sentirnos al borde del abismo, la soledad extrema y el miedo tienen que inundar nuestras vidas. En cambio, si tenemos un mínimo registro de nuestras capacidades nutricias, si tenemos confianza en nosotras mismas, y sobre todo, si somos receptoras de apoyo y cobijo, permaneceremos con nuestros hijos aún en condiciones muy desfavorables.

La soledad es quizás el peor panorama para criar niños. Sin embargo, más allá de todas las dificultades reales y muy concretas, ser “mamá sola” posee algunas ventajas. La principal ventaja es que sabemos que estamos solas. Y los demás también lo saben. El hecho que la soledad sea palpable y visible, nos permite pedir ayuda al entorno con relativa sencillez. Esto que parece una obviedad, no lo es cuando vivimos en pareja. A veces  el sentimiento de  soledad es inmenso estando dentro de un matrimonio, pero en esos casos no es fácil reconocerlo y mucho menos que el entorno nos registre “solas” y necesitadas de recibir compañía y sostén.

Sigue leyendo