Archivo de la categoría: Sexualidad

El puerperio (Laura Gutman)

Pues no, el puerperio no se limita a cuarenta dias, no, no son cuarenta dias, ya podeis respirar tranquilas, no os está pasando nada raro.  Laura Gutman lo fija en dos años, puede que algunas hayais vivido puerperios incluso más largos.  Este artículo está tomado de la página de Laura Gutman

Vamos a considerar el puerperio como el período transitado entre el nacimiento del bebé y los dos primeros años, aunque emocionalmente haya una progresión evidente entre el caos de los primeros días -en medio de un llanto desesperado- y la capacidad de salir al mundo con un bebé a cuestas.

Sigue leyendo

LA LUNA EN TI: un viaje a las raíces de la femineidad y la vida

La menstruación no es una enfermedad, ni te impide hacer mayonesa, desmontando mitos desde una película maravillosa. Vía El Blog Alternativo

//

“Existe una enfermedad que los médicos no conocen. Hay veces que cuando una mujer toma a su hijo en brazos, si tiene el periodo, el niño puede enfermar hasta la muerte. Sólo unos pocos curanderos conocen este mal y lo remedian con unas hierbas curativas. ¿Te lo crees? Pues hay un taxista que sí”

“Hay quien cree que la menstruación es incompatible con el sexo. Hay quien piensa que hace que las flores se marchiten, las frutas caigan de los árboles y el sol desaparezca. ¡Y de hacer mayonesa, ni Sigue leyendo

La erótica del parto

Después de leer esto, que nadie me diga que el parto es un manojo de gritos, angustia y miedo. El Parto es nuestro publica este artículo lleno de magia.

o “Cumplesueños”, por Angela Müller

Ravioli con un relleno de puntas de hojas de urtica, cebolla y “Topfen” en crema de mantequilla con nuez moscada, decorado con una salsa de parmesano y perejil.

 

Me despierto, no puedo dormir. Me siento rara, pero no se porque. Hace fresquito en el piso,…vuelvo a la habitación y busco en el cajón a oscuras – No vaya ser que se despierten los demás – mis mejores calcetines, las que uso para hacer esquí de travesía. Para el parto lo peor son pies fríos. Me llegan hasta las rodillas ¡que gusto! Voy a la cocina y me hago una infusión. Y allí me quedo, delante del microondas, con la lámpara fluorescente encima – debí haber pensado en una luminaria más discreta a tiempo…- y saco un libro de cocina. Siempre me ha gustado mirarlos, pero ahora paso las páginas y se me abre un mundo nuevo.

Miro el pan, como se levanta con la levadura fresca y el calor. Miro un tomate y lo asocio a las curvas de las mujeres…¿qué me pasa? Miro todos estos platos deliciosos con gelatina, con salsas de miles de colores, cremosos. No tengo hambre, pero me apetece algo dulce. Me pongo a buscar y encuentro unos dulces austriacos, mis favoritos. Como si estuvieran allí esperando para una ocasión especial. Sigo mirando el libro, es de una cocinera de tres michelines – mhmmmm- hace un año tuvimos el placer de comer en su restaurante, nuestro regalo de Navidad. Nunca he mirado las fotos de esta manera; me asaltan los platos.  De repente asocio la imagen a unas vaginas moviéndose, abriéndose,  impresionante. En realidad es un plato de unos ravioli, y me pregunto si el fotógrafo pensó lo mismo al hacer la foto o es que yo estoy un poco pirada. ¡qué comida más erótica!

Sigue leyendo

Ese antiguo compañero llamado deseo

A mi el parto me ha cambiado, ya nunca tengo ganas, además algo ha debido quedar mal por ahí, porque ni siquiera lubrico, y claro así, todavía apetece menos.

Hace poco una miga con un precioso bebé de ocho meses, me comentaba esto, y antes que ella otras mamás más o menos recientes me hacían confesiones parecidas y antes que ellas, yo también me preguntaba a dónde se había fugado mi deseo.

¡Bienvenidas al puerperio!. Noooo si ya hace mucho más de cuarenta días que nació mi hijo, sí, sí, lo sé, por eso no digo cuarentena, sino puerperio.

Sigue leyendo

La sexualidad en el postparto

Parece que nos sigue dando reparo hablar de sexo y mezclar maternidad y sexo todavía más, pero hay que hablar. Desde Planeta mamá os traigo este artículo

Uno de los más espectaculares cambios que pueden ocurrir en el cuerpo de una mujer acontece con el nacimiento de un bebé. Antes ella estaba llena, completa. Ahora se siente vacía. Había otro ser viviente dentro de ella. Ahora el bebé está afuera y es alguien a quien ella tiene que llegar a conocer y cuidar.

Las mujeres dicen, en este tiempo, que se sienten frágiles, perdidas, extrañas en sus cuerpos, terriblemente vulnerables. Algunas extrañan la panza, otras, ante la inflamación y las puntadas en el periné, se preguntan si van a volver a sentir placer sexual alguna vez.

Sigue leyendo

Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer

Hace un tiempo que tengo en casa este libro es una joya, quizás no para leer de seguido, pero si para tenerlo cerca y poder consultarlo. A pesar de lo extenso, y de ser escrito por una profesional de la ginecologia es un libro sorprendrende por su apertura de miras. A mi juicio un libro indispensable en la biblioteca de cualquier mujer.
Este artículo fue escrito por Can-Men en el Blog alternativo
 

“Christiane Northrup nos ofrece la información necesaria para que conozcamos nuestro cuerpo y la forma de mantenernos sanas. Recomiendo este libro extraordinario”
Louise L. Hay

“La sabiduría femenina es la inteligencia que se halla en el centro de la creación. Es holista, intuitiva y contextual, y funciona como un campo de correlación infinita. El libro de la Dra. Northrup es una expresión de esa sabiduría”
Dr. Deepak Chopra

“Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” es el primer y más famoso libro de la ginecóloga holística Christiane Northrup de quien hablamos en este artículo.

Publicado por primera vez en 1994, “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” supuso todo un fenómeno en la forma de entender la salud y el universo femenino y se ha convertido en un clásico y en una “BIBLIA” de salud para las mujeres.

Sigue leyendo

David no aguantó ser Brenda

En vista del revuelo que se ha levantado con “Pop” he estado buscando más información y al final me ha venido dada. Publico esto con el corazón un poco encogido, lo he pasado mal leyéndolo, y con el ánimo de que a los que se les ocurra hacer pruebas extrañas con sus hijos le den 100 vueltas más antes de empezar. Este caso no es como el de “Pop” difiere, pero está en el pensamiento de muchos como si de un caso parecido se tratara, así que aqui lo dejo para reflexionar.

Ha sido tomado del El Mundo

OLIVER BURKEMAN/GARY YOUNGUE

Hasta hace unos años, el nombre de David Reimer no le sonaba a nadie externo a su círculo inmediato, y para cuando se suicidó el pasado martes en circunstancias desconocidas en su aldea natal de Winnipeg (Canadá), ya se había tintado de matices oscuros, los de un nombre que pertenecía a un peculiar vecino de 38 años, un hombre separado de su mujer que se ofrecía a hacer pequeñas chapuzas, antiguo trabajador de un matadero a quien le gustaba ir de compras a los rastrillos y hacer arreglos en su coche. De hecho, para alguien interesado en el desarrollo de la psicología entre los años 70 y 80, la historia de la vida de Reimer habría resultado vergonzosamente infame.Bajo el nombre de Brenda, David Reimer fue un conejillo de ‘indias’ involuntario, junto con su hermano gemelo Brian (que se quitó la vida en 2002), en un experimento médico inicialmente muy famoso pero que se labró después una mala reputación, llevado a cabo por el médico de Baltimore (EEUU), John Money.

Sigue leyendo