Archivo de la categoría: Libros y Cuentos

Precioso libro de fotografías de lactancia materna

Eva Paris desde Bebes y más nos trae la noticia de la edición de este precioso libro del Hospital de la Marina Alta de Denia que dicho sea de paso ha hecho tanto por la lactancia, su página sobre medicamentos y lactancia es una guia imprescindible para cualquier madre lactante.

fotos lm1

El Hospital de la Marina Alta de Dénia (España) es un referente en cuanto a fomento de la lactancia materna, con un personal concienciado en su importancia y unas de las tasas más altas de lactancia materna a la salida del hospital. Por ello no es de extrañar que haya convocado durante años un concurso de fotografía dedicado a mostrar la belleza de amamantar.

Sigue leyendo

Lactancia y ácidos grasos

Hace poco le comenté a una mamá embarazada, que la alimentación durante la lactancia era importante pero no tan importante para el bebé como durante el embarazo. Rectifico: la alimemtación siempre es importante.

El texto que sigue está copiado de “El bebé es un mamífero” del Dr Michel Odent, reputado obstetra impulsor del parto natural.

“La lactancia que se prolonga durante varios años no sólo tiene que enfrentarse a múltiples dificultades que provienen de la sociedad en sí misma, sino que además tiene que tener en cuenta un nuevo tipo de precauciones, inéditas hasta el momento, para evitar algunas alteraciones de la salud del bebé que enferma cada vez que su madre adelgaza. Esto nos obliga a hacer un paréntesis para hablar de un hecho que podría llegar a ser preocupante: en realidad, todos los que de alguna manera están vinculados con la alimentación del bebé deben preocuparse sin lugar a dudas por este fenómeno completamente específico y propio de la sociedad industrializada.

Todos sabemos la importancia que tienen los ácidos grasos en la alimentación humana. Sigue leyendo

¿Hasta los dos años?

Recupero este post del blog hermano Madre Tierra, en él incluí un cuadro de lactancia materna de las civilizaciones antiguas, al leer el artículo de lactancia prolongada que puse ayer no paraba de pensar en él, es un argumento más para replicar cuando los poco leídos arremetan contra vuestras lactancias prolongadas, respetadas, queridas. El cuadro pertenece al libro : Lactancia Materna de Mª Jose Aguilar Cordero edit. Elsevier.

Por socmare

Si habeis decidido dar pecho a vuestros hijos, y ya andais por los cinco o seis meses de teta en exclusiva, supongo que como yo, habreis empezado a escuchar comentarios tipo: ¿Y cuando piensas empezar a darle papilla? o ¿todavía le das teta?, ¿cuando se la vas a quitar?…. etc, etc, etc.

OMS y UNICEF recomiendan mínimo dos años de lactancia, es un buen respaldo para ese tipo de comentarios, por si acaso no es bastante para vuestros detractores y necesitais más , mirad el cuadro que adjunto, que curioso que desde la antiguedad aparezcan dos años mínimos de teta para nuestros antepasados. Sigue leyendo

Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer

Hace un tiempo que tengo en casa este libro es una joya, quizás no para leer de seguido, pero si para tenerlo cerca y poder consultarlo. A pesar de lo extenso, y de ser escrito por una profesional de la ginecologia es un libro sorprendrende por su apertura de miras. A mi juicio un libro indispensable en la biblioteca de cualquier mujer.
Este artículo fue escrito por Can-Men en el Blog alternativo
 

“Christiane Northrup nos ofrece la información necesaria para que conozcamos nuestro cuerpo y la forma de mantenernos sanas. Recomiendo este libro extraordinario”
Louise L. Hay

“La sabiduría femenina es la inteligencia que se halla en el centro de la creación. Es holista, intuitiva y contextual, y funciona como un campo de correlación infinita. El libro de la Dra. Northrup es una expresión de esa sabiduría”
Dr. Deepak Chopra

“Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” es el primer y más famoso libro de la ginecóloga holística Christiane Northrup de quien hablamos en este artículo.

Publicado por primera vez en 1994, “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” supuso todo un fenómeno en la forma de entender la salud y el universo femenino y se ha convertido en un clásico y en una “BIBLIA” de salud para las mujeres.

Sigue leyendo

Dormir sin lágrimas

El libro Rosa Jové

Dormir sin lágrimas es un libro necesario en un momento en el que se han multiplicado los métodos para enseñar a los niños a dormir solos, tal y como comenta el pediatra Carlos González: «El sueño de los niños pequeños se ha convertido, en los últimos años, en motivo de preocupación para muchos padres».

Jové utiliza bibliografía científica, pero con un lenguaje directo y accesible para que los padres se familiaricen con el sueño y sepan qué cuestiones son importantes. La psicóloga se muestra en contra de los métodos mágicos para que los niños duerman, y menos aquellos basados en el llanto, que puso de moda el canadiense Richard Ferber y que han copiado muchos otros, aunque con pequeños retoques, como Eduard Estivill. «La repulsa a estas formas de trato infantil no viene predeterminada por las consecuencias que provocan, sino por cuanto atentan a la dignidad del niño como persona. Hemos de seguir creyendo en un mundo en el que el fin no justifica los medios», afirma la autora.

Sigue leyendo

Jorge Luis Borges: “Al cerrar los ojos pensaba: Ahora estaré con mi hijo”

Artículo tomado de Amor maternal

Quiero compartir con ustedes mi cuento preferido, es de Jorge Luis Borges y se llama Las Ruinas Circulares. Me encanta la manera en la que describe la minuciosidad con la cual el mago crea a su hijo. Supongo que no lo ha escrito con esa intención, pero desde que soy madre, lo comparo con la ilusión que uno siente durante la gestación. El soñar con cada detalle de tu hijo, incluso verle la cara en sueños, soñar con sus manos, sus pestañas, su sonrisa… Sin más preámbulos:
Las Ruinas Circulares

Sigue leyendo

El cuerpo nunca miente

Por Ileana Medina Hernández desde el blog de Tenemos Tetas

“En mi infancia tuve que aprender a reprimir mis emociones espontáneas a las afrentas -reacciones como la rabia, la ira, el dolor o el miedo- por temor a un castigo. Más tarde, en mi etapa escolar, me sentía incluso orgullosa de mi capacidad de autocontrol y de mi contención. Creía que esta capacidad era una virtud, y esperaba verla también en mi primer hijo.
“Sólo cuando pude liberarme de esta actitud me fue posible entender el sufrimiento de un niño al que se le prohibe reaccionar de manera adecuada a las heridas y experimentar su forma de relacionarse con sus emociones en un entorno favorable, para que más adelante, en su vida, en vez de temer sus sentimientos encuentre en ellos una orientación.
“Por desgracia, a mucha gente le ha ocurrido y le ocurre lo mismo que a mí. De pequeños no se les permitió mostrar sus emociones, por lo que no las vivieron y más tarde las anhelaron. En la terapias algunos han conseguido encontrar sus emociones reprimidas y vivirlas, con lo que éstas se han transformado en sentimientos conscientes que la persona puede entender desde su propia historia, y ya no necesita temer. Sin embargo, otros han rechazado este camino porque no han podido o no han querido confiar a nadie sus trágicas experiencias. Son los que en la actual sociedad de consumo se encuentran como en casa.
“Es de buen tono no mostrar los sentimientos salvo en un estado excepcional, el producido tras el consumo de alcohol y drogas; de lo contrario, lo que gusta es ridiculizar los sentimientos (los ajenos y los propios). El arte de la ironía suele estar bien remunerado en el mundo del espectáculo y el periodismo; es decir, que incluso es posible ganar mucho dinero desde la supresión efectiva de los sentimientos.
“Es más, cuando uno, al fin, corre el peligro de perder por completo el acceso a sí mismo, de no funcionar más que con la máscara, con una personalidad falsa, recurre a veces a las abundantes drogas, alcohol y medicamentos que, precisamente con todo el dinero que ha ganado ironizando, tiene a su alcance. El alcohol ayuda a estar de buen humor, y las drogas, aún más fuertes, logran mayor eficacia. Pero como estas emociones no son auténticas, como no están ligadas a la verdadera historia del cuerpo, su acción es, a la fuerza, transitoria. Siempre se necesitan dosis más altas para llenar el hueco dejado por la infancia. “

Sigue leyendo