Manual de respuestas rápidas para los Padres y las Madres que se deciden por la Crianza con Apego

Con lo fácil que sería ir a visitar a unos nuevos padres y su precioso bebé y decirles simplemente : Qué maravilla de niño. ¿Necesitais algo? ¿os podemos ayudar? . Y en quince minutos despedirse respetuosamente….. Sarai desde su blog Bebé ECOnómico, nos da salidas para cuando no tengamos esas visitas ideales.

O que cosas NO decir a unos Padres que crían a su hijo en el Amor, en el Respeto y en la Empatía.

¿Os duerme?: Como si el niño hiciera un favor a sus padres durmiendo.

¿Os deja dormir?: Como si el bebé decidiera intencionadamente dejar o no dormir a sus padres.

¿Confunde la noche con el día?: El ritmo basado en la luz y en la oscuridad es una adquisición gradual debida a una secreción de melatonina. No es un capricho del pequeño.

¿Dónde duerme?: Para verificar en seguida que no duerma junto a los padres.

¿Pero se tiene que dormir siempre mientras le das el pecho?: Como si fuese algo equivocado.

¿Duerme todavía entre vosotros?: Colecho entendido como un vicio cuando no en realidad no lo es.

¿Pero por qué no lo retiras del pecho? ¡Está durmiendo!: A menudo los niños se relajan con el pezón en la boca, pero más tarden comienzan de nuevo a mamar porque no han terminado, están sólo cogiendo aire.

¿Le das el pecho?: ¡Y qué tiene de extraño! La lactancia materna entra dentro de la normalidad biológica, establecida hace cientos de miles de años atrás para que nuestra especie pudiera sobrevivir.

¡Pero qué guapo que es mi niño! ¡Dámelo!: Como si el bebé fuera una propiedad de quien lo tiene en brazos.

No lo dejas llorar nunca. Apenas hace “Ua” le das el pecho: la succión no es únicamente nutritiva, sino que sirve para consolar; el llanto es siempre una señal de malestar del bebé.

¡Este niño siempre está con la teta en la boca!: Para una óptima lactancia materna la OMS recomienda la lactancia materna a demanda, sea de día que de noche.

¿Cada cuánto come?: No existen reglas ni horarios en la lactancia materna a demanda.

Te noto cansadísima: En lugar de decirlo, podría ofrecer su ayuda para permitir a la mamá darse una buena ducha y arreglarse un poco, si ésta quiere.

¿No tendrá frío / calor?: Frecuentemente esta pregunta es fruto de un condicionamiento cultural más que de un peligro real para el niño. Ningún padre expondría a un recién nacido a un frío o calor intensos.

En mis tiempos…: Los tiempos han cambiado y en el respeto de todos se tienen que aceptar las novedades.

¡No le consintáis todo, eh! ¡Después se acostumbra y no podréis volver atrás!: Reconocer y responder a las necesidades de los hijos no significa viciarlos.

¡Está siempre en los brazos este niño!: ¡El contacto físico no hace daño a nadie!

No os preocupéis, dejadlo llorar que así se le ensanchan los pulmones: Prejuicio cultural sin ningún fundamento científico.

¡Lo tienes siempre tú en los brazos! No nos lo dejas coger nunca. ¡Dámelo a mí!: Es normal que la mamá, por instinto, tenga siempre a su hijo, ¡ha estado nueve meses dentro de su vientre! A menudo a las madres les incomoda profundamente no tener a su hijo cerca de ellas.

Déjame que lo haga yo, tú eres todavía una madre inexperta, te enseño yo a cambiarlo, a lavarlo, a curarlo el ombligo, a vestirlo, etc…: Las madres aprenden en seguida y solas como tratar a su bebé recién nacido.

¿Qué le pasa? ¿Por qué llora?: Muchas veces no se sabe inmediatamente porqué el pequeño llora y ¡esta pregunta sólo hace aumentar la angustia de todos!

Se hacen grandes en un abrir y cerrar de ojos, no os preocupéis, verás como lamentareis que estos momentos no duren más tiempo: Los primeros meses con un recién nacido son infinitos y generalmente están llenos de incertidumbres. A la nueva mamá y al nuevo papá les sirve concentrarse en su hijo tal y como es en ese momento y no imaginárselo con veinte años.

Ahora no es nada: niños pequeños, problemas pequeños. Cuando se haga grande, ya verás…: no sirve para nada hacer creer a unos padres que los problemas iniciales son nimiedades, ¡para ellos son importantísimos!

No sé a vosotros, pero a nosotros nos las han dicho todas….

Anuncios

2 Respuestas a “Manual de respuestas rápidas para los Padres y las Madres que se deciden por la Crianza con Apego

  1. por supuesto,a nosotros una y cada una de ellas,y la que mas me pone de los nervios,es¿por que llora?

  2. Ciertos miembros de la familia deberían tener especial cuidado, porque su opinión va a pesar más en la mente de los padres. Suegras que llaman a tu marido a tus espaldas y le preguntan cuántas veces tu madre coge a tu hijo, porque a ella casi no se le había permitido; que murmuran “cogerlo en brazos tan pequeño es malo, porque aún tiene blandos los huesos de la espalda” cuando lo estás acunando; que hacen “bromas” diciendo que no le das bastante de comer (el día que tiene el estómago malito); que “no hablan en serio” cuando te llaman “madre súperprotectora” si acudes a tu hijo para apaciguarlo cuando llora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s