El secreto de la felicidad

Madres en la red, nos deja un artículo en el que nos recuerdan lo que a muchos nos parece evidente, al margen de los factores genéticos la atención paterna hace niños más felices, pero aqui además nos lo demuestran.

D.Dobbs

Quiero volver a publicar un post en que se hablaba de algo muy importante y que se refiere a las actitudes comportamentales de los niños.

Esta mañana he leído un interesante artículo del periodista y escritor David Dobbs, donde habla de la importancia del ambiente en el desarrollo del comportamiento y de la personalidad de un niño.

Partiendo de la teoría de la genética, según la cual los problemas comportamentales y sociales estarían relacionados a una predeterminación genética, se ha llevado a cabo un estudio para probar que, a pesar de la importancia genética, el ambiente en que un niño crece, tiene tanta importancia como su historial genético.

Una estudiosa de la universidad holandesa de Leida, Marina Bakermans-Kranenburg, ha seguido el comportamiento de 2.408 niños considerados agresivos y más sujetos a lo que en psicología infantil se llama, externalización, es decir, un comportamiento agresivo antagonista y no colaborativo con la autoridad representada por los padres.

Los padres de esos 2.408 niños han tenido que responder a unas preguntas, y a partir de ese cuestionario se han aislado 120 familias que han sido observadas durante 8 meses.

En esos meses los estudiosos del equipo de la doctora Bakemans-Kranemburg, han grabado algunos momentos fundamentales de la relación entre niños y madres. Después de eso, los vídeos han sido enseñados a las madres, que observando el comportamiento de los hijos con ellas mismas, han podido cambiar y modificar algunas maneras de actuar y relacionarse con sus propios niños.

Así que cambiando de actitud hacia sus propios hijos y practicando unas serie de actividades que resultaban agradables para los niños, se ha probado que las externalizaciones de los niños disminuían del 16%.

Partiendo de ese estudio, si la externalización de los niños tiene que ver con sus estructuras genéticas, con una justa observación y actuación en el ambiente en que el niño crece y forma su personalidad, se podrán prevenir problemas de la afectividad, emocionalidad y socialidad que en muchos casos pueden provocar en los individuos adultos, neurosis, depresiones más o menos graves e incluso psicosis.

Para profundizar el argumento os enlazo al artículo, pero me parecía muy interesante para subrayar la importancia del ambiente en que crecen nuestros niños.

Un ambiente sano, saludable, con afecto y atención puede disminuir mucho las posibilidad de que nuestros niños crezcan con problemas, y dicho en palabras sencillas, que, cuando sean adultos, tengan mayor posibilidad de ser felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s