La historia de mi parto en casa (Inma Marcos)

Me ha emocionado este relato. Inma Marcos es una conocida comadrona de parto en casa en Barcelona, también participa en la Federación Catalana de Grupos de Lactancia Materna, es asesora de Alba Lactancia Materna y colabora con El parto es nuestro.Pero esta vez Inma nos habla de su propio parto, su cuarto y ultimo parto.

HISTORIA DE PARTO DE INMA MARCOS Y JOSU

Nacimiento de Ramón en casa el dia 18 de marzo del 2008

40 semanas y 5 dias

4º hijo.

 

Tengo 4 hijos con este pequeño que ha nacido. Mis tres hijos mayores son fruto de mi primer matrimonio y tienen 19, 15 y 10 años, una chica y dos chicos respectivamente. Mi segundo marido tiene un hijo de 10 años. Mis dos primeros partos fueron vaginales pero muy medicalizados en hospital, mi tercer hijo fue un parto natural en hospital, pero con sus limitaciones: Monitorización continua, via endovenosa y potro para parir. Empezé a atender partos en casa cuando mi tercer hijo tenía tres años.

Mis tres partos anteriores habían sucedido entre la 37 y la 39 semana. El dia anterior al parto, con 40 semanas y 4 dias estaba inquieta, para mi era como si ya estuviera de 42 o 43, me sentía así. Habia estado convencida de que no acabaria el mes de febrero y estabamos a 17 de marzo¡ Me preocupaba no disponer de intimidad suficiente. Mis hijos estaban de vacaciones por semana santa en casa, también el novio de mi hija mayor y el hijo de Josu, mi marido. Yo deseaba un parto muy intimo. Pensé entonces que eso era lo que me estaba bloqueando y hablé la noche antes con mi madre y con mis hijos y al dia siguiente a las 10h de la mañana cogieron un tren y se fueron a casa de su abuela, a pasar el dia para yo poderme quedar sola.

Salieron de casa poco antes de las 10h, y alrededor de las 12h empezé a tener contracciones de preparto junto con muchas ganas de ir al lavabo continuamente. No acababa de tener claro si sería o no sería, pues llevaba dos meses ya con muchas contracciones a todas horas, pero esto parecía diferente. Estuve cocinando y recogiendo la casa.

A las 16h llegó Josu como siempre de trabajar y en ese momento el pre-parto se convirtió en parto. Le puse la comida en la mesa y él estaba comiendo con la televisión encendida y sentí que me molestaba mucho y también la luz que entraba por la puerta de la terraza, así que le pedí que la apagara y corriera las cortinas. Lo vi ilusionado y tranquilo. Le dije que tenia toda la pinta de que íbamos a tener nuestro bebé en unas horas.

A las 16h30´ decidí llamar a Mireia, mi querida hermana comadrona. Ella estaba pasando consulta en Marenostrum.

 

Notas de Mireia:

Inma Me llama a las 16h30 y me cuenta que tiene contracciones regulares pero suaves. Avisé a mi hermana Luci para que viniera. Ella parió en casa cinco años antes conmigo y con Mireia. Yo me quedé sentada en el sofá entrando en el planeta parto, respirando con las contracciones y viendo como a mi alrededor Josu y Luci no paraban de hacer cosas en la cocina.. Me vuelve a llamar a las 18h, acaba de romper bolsa en poca cantidad, aguas claras y tiene contracciones más frecuentes y duraderas. Ha tenido diarrea desde la mañana.

Creo que aquí es cuando envié un sms a Alicia diciendo que estaba de parto. Ella era la encargada de anunciarlo a las demás para que encendieran velas y nos enviaran buena energia.

Llego a las 19h. Está de pie en el comedor, ambiente de parto. Están en casa Josu y Luci nuestra hermana. Tiene contracciones cada 4 minutos que duran un minuto y nota fuerza con ellas pero las lleva bien con la respiración. Latido fetal 140-146 por minuto, abdomen tenso. Inma prefiere estar sola y tranquila. Me dio mucha alegria ver a Mireia en casa, como ellos querian montar la piscina en el comedor me fui a la habitación. Allí de pie, apoyada en la cómoda-cambiador de bebé estaba genial.

19h50´ le miro la linea púrpura y la tiene de unos 6-7 cm. Cuando está con Josu las contracciones son mas frecuentes. Está de pie en su habitación apoyada sobre el cambiador. La piscina se está llenando en el comedor. Inma pide que venga Josu con ella que así le vienen más y se sorprende de que pese a la presión y la fuerza de las contracciones no le duelan. Latido fetal 136-140´ Me sorprende, pero tener a mi hombre cerca me dispara la oxitocina, me vienen cada dos minutos cuando el me abraza. Le pido que se quede conmigo. Semanas antes del parto me preocupaba que el pudiera estar nervioso y perturbador en el parto y le pedí a Mireia que lo tuviera entretenido durante el parto por si acaso.

Mi hermana Luci me trae infusión de canela para tomar, no me apetece mucho, pero me lo tomo ya que se ha dado el trabajo de hacerla. Yo tambien la atiborré de esa infusión en su parto hace 5 años.. Todos me estan cuidando mucho, me siento como una reina. Cuantas veces he cuidado yo a las mamás de parto. Nunca lo habia vivido desde el otro lado.

20h20´ Inma está muy endorfinada y continua de pie, empieza a gemir suavemente muy mamífera. Comenta que siente mucha fuerza. Con cada contracción siento una energia y una fuerza muy grandes que me hacen acompañar con la pelvis en un movimiento hacia abajo y me obligan a respirar despacio y vocalizar un uuuuuuu profundo. Analizo la sensación y me doy cuenta de que NO és dolor. Estoy dilatando sin dolor¡ que bien¡

20h45´ Inma hace sonidos de preexpulsivo. Se mete en la piscina, se mueve en el agua, empiezan a ser más fuertes las contracciones y le duelen pero lo lleva muy bien con la respiración, gemidos graves y suaves. Me meto en la piscina porque ya que la han llenado habrá que usarla, pero la verdad es que estoy la mar de bien así de pie. Tengo una especie de empeño de que mi bebé nazca en el agua y pienso que igual ya es hora que me meta, porque siento que no tardaré mucho en parir. Estoy muy relajada en el agua pero las contracciones están empezando a ponerse muy duras, más que antes de entrar. No me imagino una contracción sin cogerle la mano a Josu.

Pienso en mi bebé continuamente, visualizo como va bajando y se abre camino, le hablo, le digo que pronto lo voy a tener en mis brazos.

21h50´ Latido fetal 150p.m. 22h Empieza a decir que no puede y hace respiraciones forzadas, sale del agua, se tensa mucho, se desespera, latido fetal normal. Se va al baño con Josu y luego se queda de pie en el comedor abrazada a él. Se tensa mucho, dice que “se parte” y grita un poco. Latido fetal 150. Siento que ha pasado mucho rato y no siento ganas de empujar, empiezo a pensar como comadrona y a observarme a mi misma desde esa perspectiva, empiezo a pensar que mi parto se ha bloqueado. Ni siquiera se si estoy dilatada porque Mireia no me ha hecho ningún tacto. Se lo digo y me dice que me mire yo misma. Con la barriga por medio es difícil, introduzco solo un dedo en mi vagina y Horror¡ la cabeza está todavía en un primer plano y toco cervix¡, no estoy dilatada¡

A partir de ahí las contracciones me duelen horrores, empiezo a decir que me muero, que no puedo, me desespero, hasta grito Mama¡¡¡

Pienso que antes de estar en el agua, de pie las llevaba mejor, pido salir del agua, me ayudan a salir, me voy al baño y me quedo tres contracciones, abrazada a Josu, no se como ponerme ni donde ir. En el comedor, agarrada al cuello de él abro las piernas y me dejo caer, siento una presión tremenda en el culo, sensación de cagar un melón.

Mireia me recomienda volver al agua y eso hago.

22h50´ Se mete en la piscina de nuevo y al cabo de dos o tres contracciones empuja espontáneamente. De repente en una contracción estoy pujando como una leona y siento el aro de fuego tremendo quemando mucho, la cabeza de mi bebé a punto de salir pero cuando acaba la contracción se esconde del todo. Solo he sentido esa quemazón intensa en ese primer pujo. En los demás la sensación es de partirme en dos pero no vuelve el aro de fuego. Cuando acaba la contracción miro mis manos, porque no sé a quien estoy agarrando y resulta que es Mireia¡ Le digo: “Que haces aquí¡, ves detrás mio a proteger mi periné¡”, y le dije tambien a Luci “la cámara, que va a nacer ya y no lo vais a grabar¡”, todos se rien de mi ocurrencia…

Mireia me va hablando suave, me dice que ya está aquí, que no me asuste. La escucho y sus palabras me ayudan, pero no puedo contestar.

Pasan por mi cabeza imágenes de miles de mujeres pariendo a la vez conmigo, la fuerza de la madre tierra, la energía femenina de muchas amigas rodeándome, me siento afortunada dentro de la desesperación del momento. Me acuerdo en un flash que

Alicia ha iniciado una cadena y muchas velas deben estar encendidas para mi. De verdad que me siento arropada y envuelta por ese cariño.

23h15´ La cabecita de Ramón va avanzando notablemente con el pujo y se mete dentro de nuevo cada vez. Inma de rodillas, apoyada sobre el borde de la piscina cogiendo las manos a Josu. Mireia apoya sus dedos en el perineo para proteger mi periné y yo tengo mi mano protegiendo la parte del clítoris, es donde más me duele al empujar. Mireia me dice que puedo quitar la mano, que ya protege ella y le digo que no, que ella abajo y yo arriba¡ En una contracción siento que me abro toda, como si me rasgara y siento salir la cabeza de mi bebe. Mi hermana Luci grita más que yo de alegria, dice: “Ya está¡, que guapo¡ la cabecita¡ está fuera¡¡”. No siento ningun alivio en la sensación de desgarro, pasa la contracción, siento un dedo de Mireia que comprueba que no hay vuelta de cordón y de nuevo viene otra contracción y empujo, siento como sale un hombro y otro de mi bebé y Mireia dice: “Cógelo”, y lo recojo hacia delante y lo saco enseguida fuera del agua y lo abrazo. Tiene los ojos abiertos como platos y me mira fijamente. Yo estoy gritando como loca, muy fuerte, gritos de pasión, de alegría. Le digo muchas cosas: Mi amor, bebé guapo, tanto tiempo esperándote¡ Mi marido me besa emocionado, es algo mágico, nuestro bebé ya está aquí y los tres no paramos de mirarnos, llorar y reir.

23h26´ Nacimiento de Ramón¡¡ Nace en dos tiempos, occipito-anterior mirando hacia lado izquierdo, suavemente, sin circulares ni incidencias.

Apgar 10-10-10. Bebé muy guapo, sano y precioso¡ 3800gr 52 cm, 37 cm de perímetro cefálico.

El cordón deja de latir en 5 minutos y lo cortamos a 23h35´. Es corto y el bebé no llega hasta el pecho con él sin cortar.

La placenta es grande, redonda y sana y alumbra sin problemas ni sangrado a las 23h54´. No he sangrado nada, el agua está limpia. Tengo contracciones que anuncian la placenta. Mireia me dice de salir para alumbrar, yo no tengo ganas de moverme y le digo que la voy a sacar en el agua. Mientras Ramón está piel con piel con su padre. Me autocompruebo presionando sobre el pubis que la placenta está desprendida y pruebo de empujarla pero la sensación es como si no hiciera fuerza. Entonces tiro suavemente del cordón y la sensación que tengo es suave y placentera, la placenta se desliza hacia fuera y pido a Mireia que la recoja. Ahora si que ha terminado el parto¡

Salgo del agua, me secan, abrazo a todo el mundo, me tumbo en el sofá y me ponen mi bebé piel con piel.

Queria probar que se cogiera al pecho él solo, pero se empuja tanto con los pies que todo el rato se pasa de largo del pecho y lo tengo que bajar, además está llorando y se desespera buscando. Al final lo ayudo. Inicia lactancia pues a los 40 minutos de nacer. Mireia me mira a ver si tengo algun desgarro, estoy muy sensible y no me dejo tocar. Mireia me dice que no hay ni un rasguño y no me lo puedo creer¡ así que me hace una foto y me lo enseña¡ je je

No hay heridas ni desgarro alguno en el periné y no ha sangrado casi nada.

A las dos horas el útero está bien contraido, tiene entuertos muy dolorosos. Le doy infusión de Hierba Luisa y tiene un saquito de huesos de cerezas caliente sobre el pubis. Ha tomado el batido de placenta.

Mireia Marcos

Barcelona, 18 de marzo del 2008

La parte menos bonita han sido los entuertos ( contracciones del post-parto) realmente duras y largas, sobre todo cuando mama mi bebé. Pero todo ha valido la pena. Estoy tan feliz y tan eufórica que no puedo ni dormirme cuando tres horas después todos se van y nos dejan solos. Lo mejor de parir en casa ha sido cuando nos hemos metido los tres juntos en nuestra cama abrazados.

Creo que esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. Me siento cansada pero al mismo tiempo poderosa. Mi bebé, me lo miro y remiro y me doy cuenta de que bien hecho está¡, que guapo, que gordito y que fuerte y como me mira…, y que bien sabe mamar¡
Gracias a mi hombre por todo su apoyo y amor tan intenso y que me ayudó tanto en el parto. Gracias a Mireia, he tenido el privilegio de ser asistida por ella, una comadrona genial en la que confio plenamente. Gracias a Luci por estar, acompañar y apoyarnos en esos momentos y gracias a todas las mamás que he acompañado yo en sus partos y me han enseñado tanto. Cada parto es diferente, con cada uno aprendes muchas cosas y yo he tenido muy buenas profesoras: Las mujeres dando a luz.

 

Anuncios

Una respuesta a “La historia de mi parto en casa (Inma Marcos)

  1. Uff, precioso relato…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s